imagen
     
  facebook twitter facebook  

  ¡Recuerde!  
     
    Los niños se ahogan en silencio, solo bastan unos segundos  
   
   

imagen
  Medidas de seguridad para prevenir ahogamientos y lesiones  
 

La siguiente información contiene apartes, de la completa revisión titulada, Directrices para Ambientes Seguros en Aguas Recreativas, realizada por la Organización Area de Piscinas, y que ha sido autorizada de manera amable y generosa, para su publicación total o parcial en la pagina web de la Fundación Santi Rivera por su director Hugo Diaz.

PREVENCIÓN DE AHOGAMIENTOS Y LESIONES

Puede resultar un número de lesiones fatales y no fatales por el uso inadecuado de piscinas y de ambientes similares en aguas recreativas.

Entre ellas cabe destacar:

  • Ahogamiento y casi-ahogamiento
  • Lesiones de mayor impacto (lesiones de columna, cerebro y cabeza)
  • Lesiones por deslizamientos, tropezones y caídas
  • Desvisceración
  • Asociado a temperaturas extremas
  • Asociado a piscinas con dispositivos

Factores contribuyentes al ahogamiento y casi ahogamiento

  • SEXO 
    Los hombres son más propensos que las mujeres a sufrir ahogamiento. Esto es normalmente atribuido a exposiciones mayores al ambiente acuático, a un mayor consumo de alcohol (implicando una disminución en la habilidad motriz y un deterioro del juicio) y a una mayor inclinación a actividades que involucran riesgo. (Dietz & Baker, 1974; Mackie, 1978; Plueckhahn, 1979, 1984; Nichter & Everett, 1989; Quan et al, 1989; Howland et al, 1996)
  • CONSUMO DE ALCOHOL 
    Un estudio de control de alcohol sanguíneo dio positivo para aproximadamente 50% de víctimas de ahogamiento para mayores de 14 años (M. Browne, com. per.). Entre los niños pequeños, los momentos de distracción en la supervisión de los padres es el factor contribuyente citado con mayor frecuencia (Quan et al, 1989), aunque el consumo de alcohol por los padres o tutores también puede jugar un papel en la distracción durante la supervisión (Petridou, 2005)
  • ACCESO FACIL A LA PISCINA 

Browne et al (2003) examinaron los medios de acceso de niños adolescentes involucrados en ahogamientos en piscinas privadas, encontrando los siguientes como los más comunes:

    • sin cercas, sin vallas de separación (área de la piscina completamente abierta) o cercas deterioradas
    • acceso directo desde la casa; y escalera de acceso a las piscinas por encima del terreno dejadas en posición "abajo"

En este estudio, 43 de 77 (56 %) de los ahogamientos entre niños menores de 4 años se presentaron en piscinas de la familia del niño, 17 (22 %) ocurrieron en la piscina privada de un pariente y 8 (10 %) ocurrieron en la piscina privada de un vecino (M. Browne, com. per.). En Australia, un estudio similar determinó que más de la mitad de los niños involucrados se ahogaron en piscinas y tinas de hidromasajes sin cercas o con puertas desaseguradas. Donde los niños obtuvieron acceso a piscinas encerradas, la mayoría lo logró a través de puertas defectuosas o inadecuadas o que se dejaron abiertas (Blum y Shield, 2000). Además, el acceso fue posible como resultado de treparse en objetos próximos a la valla de la piscina (e.j. filtros de piscinas)

  • PRACTICAS INADECUADAS DE NATACION 

A pesar de que una proporción alta de ahogamientos se da entre no nadadores o nadadores sin destrezas (Spyker 1985), existen opiniones encontradas en cuanto al papel de las habilidades en la natación en la prevención de los ahogamientos y los conatos de ahogamientos. (Brenner, 2005; Patetta & Biddinger, 1988; Asher et al., 1995). La hiperventilación antes de la natación aguantando la respiración y de las inmersiones ha sido asociada con un número de ahogamientos entre individuos, casi exclusivamente hombres, con excelentes habilidades para la natación. A pesar de que la hiperventilación hace posible el ampliar el tiempo bajo el agua, puede desencadenar una pérdida de conciencia por disminución del nivel de dióxido de carbono en la sangre o por decrecimiento de la presión parcial de oxígeno sanguíneo arterial (Craig, 1976; Spyker, 1985)

  • ATRAPAMIENTO EN LA SUCCION DE LAS PISCINAS 

En puntos donde la succión es extremadamente alta puede haber un atrapamiento de partes del cuerpo o del cabello, permitiendo que la cabeza de la víctima se mantenga bajo el agua. La mayoría de los accidentes involucran personas con tirantas o cabello largo. Los atrapamientos del cabello se presentan cuando el agua que fluye en los puntos de succión toma el cabello del bañista y este rodea el accesorio, siendo entonces empujado hacia el drenaje como resultado de la presión creada. En USA, durante un período de 6½ años, entre 1990 y 1996, la CPSC recibió reportes de 49 incidentes de enredado/atrapamiento de cabello en tinas de hidromasajes; 13 de los cuales resultaron en ahogamiento (CPSC, sin fecha). Este problema de succión puede presentarse en las rejillas de fondo de las piscinas, pero en menor extensión que en las tinas de hidromasajes. También se ha presentado un número de muertes por ahogamiento luego de que el cuerpo o un miembro son retenidos contra un drenaje por la succión de la motobomba. En USA, la CPSC reportó 18 casos de atrapamiento corporal en un período de 20 años. Diez de estos resultaron en desvisceración y otros 5 casos fueron fatales (CPSC, no fechado). Los jóvenes adolescentes, típicamente entre 8 y 16 años, son particularmente atraídos a jugar con los drenajes abiertos, insertando las manos o el pie en las tuberías, lo cual provoca un atrapamiento por la succión resultante. Cualquier drenaje abierto que el cuerpo pueda cubrir totalmente, combinado con un diseño de fontanería que permita una acumulación de succión al tapar la boquilla, presenta este peligro

  • ALTAS TEMPERATURAS DEL ALGUA 

Temperaturas (por encima de 40 °C) en spas y tinas de hidromasaje, especialmente en combinación con el consumo de alcohol pueden ocasionar somnolencia, la que puede desembocar en inconsciencia y, consecuentemente, en ahogamiento (Press, 1991)

Factores adicionales que contribuyen al ahogamiento y casi ahogamiento

  • Aquellos relacionados con el bañista, tal como una condición preexistente de salud (Ej. Enfermedades cardiacas, medicamentos psicoactivos, desordenes por ataques – Ryan & Dowling, 1993)
  • Aquellos relacionados con el personal, tal como la falta de entrenamiento adecuado en respuestas de emergencia
  • Aquellos relacionados con las instalaciones de la piscina, tales como la profundidad, la claridad, la configuración y el tamaño de la piscina
  • Tabla: Ahogamientos y casi-ahogamientos: Principales factores contribuyentes y acciones preventivas y de manejo

FACTORES CONTRIBUYENTES

  • Caída inesperada al agua
  • Acceso fácil no autorizado a las piscinas
  • Incapacidad para nadar
  • Consumo de alcohol
  • Juegos excesivos y/o comportamientos bochornosos
  • Nadar fuera de la profundidad del usuario
  • Natación y submarinismo aguantando la respiración
  • Alta succión en los drenajes de salida y diseños inadecuados de drenajes y tapas de drenajes
  • Altas temperaturas del agua.

ACCIONES PREVENTIVAS Y DE MANEJO

  • Vallas de separación con puertas autoajustables y autoasegurables alrededor de piscinas al aire libre
  • Escalas/escaleras aseguradas para piscinas por encima del terreno
  • Puertas aseguradas para piscinas cubiertas
  • Cubiertas de seguridad para tinas de hidromasajes privadas y al aire libre
  • Supervisión continua de padres/tutores para los niños
  • Provisión de salvavidas, socorristas o rescatistas entrenados y equipados adecuadamente
  • Enseñar a los niños a permanecer alejados del agua cuando no estén supervisados
  • Educación / conciencia pública de que el ahogamiento puede suceder rápidamente y en forma silenciosa
  • Restricción en la provisión de alcohol o supervisión en los lugares donde probablemente se consuma
  • Las boquillas de succión no deben ser selladas por una persona, y deben haber, mínimo, dos boquillas de succión por motobomba
  • Cortes accesibles de emergencia para la motobomba
  • Rejillas/tapones en las entradas de los drenajes que impidan el atrapamiento del cabello
  • Mantener la temperatura del agua en las tinas o jacuzzis por debajo de 40 °C
  • Acceso a los servicios de emergencia
 
imagen

 

imagen